“Pídelo hoy y recíbelo hoy mismo” suena a música celestial para muchos consumidores online. Este concepto acerca la experiencia del comercio digital a la experiencia offline, combinando la facilidad de las com

pras en internet con la satisfacción directa al comprar en una tienda física. Aunque el envío el mismo día de productos se perfila como la última innovación en el comercio electrónico, es un modelo que conlleva sus inconvenientes. La ventaja es evidente para cualquiera, pero se subestiman las dificultades. Diversas empresas recién creadas y algunos transportistas bien establecidos ya se han aventurado a ofrecer entregas inmediatas a gran escala, pero hasta el momento solo unos pocos han conseguido sacar de aquí un modelo de negocio lucrativo. ¿Cuáles son los mayores problemas y cuál es el futuro del “same day delivery” o entrega el mismo día? En este artículo te lo contamos.

¿Qué es el «envío el mismo día»?

“Same day delivery” significa literalmente “entrega el mismo día”, y es un término procedente del comercio electrónico para indicar que el producto que has pedido hoy se entregará hoy mismo. En la práctica el “same day delivery” se traduce como una entrega en 12 horas mientras que el “next day delivery” o entrega al día siguiente supone una entrega en 24 horas.

El concepto del envío el mismo día no es nuevo

Antes de adentrarnos en el futuro de la entrega el mismo día, vamos a echar un momento la vista atrás. Desde el inicio de la llamada burbuja puntocom el modelo del “same day delivery” ha venido despertando un gran interés. En muy poco tiempo fueron apareciendo nuevas empresas que prometían entregar los pedidos en un plazo de dos o incluso una hora.

Las promesas de entrega inmediata despertaron claramente un gran interés, y como prueba de ello estas nuevas empresas llegaron a ganar millones sin esfuerzo. Lamentablemente, no tardó en ser evidente que, como suele decirse, era

cronografo envio el mismo diademasiado bonito para ser verdad. Las primeras empresas que ofrecían entregas el mismo día actualmente ya ni siquiera existen. Esta empresa se dirige a un fragmento específico del mercado: el reparto nocturno. El servicio de calidad que ofrece justifica unos precios más altos, combinado con este enfoque en el reparto nocturno y una red eficiente. Empresas como Zara o Mediamarkt ofrecen este tipo de servicios. Otro de los gigantes españoles, El Corte Inglés, ofrece desde 2016 entregas el mismo día. ¡Por algo será!

El precio de este tipo de envios con urgencia está fijado en tan solo 7,95 €. Las grandes plataformas online ofrecen la entrega el mismo día como un servicio adicional con valor de mercado por el que no obtienen ningún beneficio directo, pero que sí les aporta una ventaja sobre otros operadores y minoristas más pequeños.

¿Por qué es difícil la entrega el mismo día?

El concepto del “same day delivery” se enfrenta a tres cuestiones vitales en el envío de un paquete como son los gastos de envío, la rapidez de entrega y un tercer elemento que cobra cada vez más importancia: la sostenibilidad.

1. Los gastos de envío

En cualquier situación el precio es el factor decisivo de más peso. El consumidor solo está dispuesto a pagar más si le parece que existe un valor añadido como mayor calidad, funcionalidades extra, más seguridad o un mejor servicio. ¿Pero hasta qué punto ofrece valor añadido una entrega el mismo día en comparación con la entrega al día siguiente?

Según una investigación realizada por McKinsey en Alemania, Francia, Suecia y el Reino Unido al 50% de los consumidores le parece aceptable pagar entre 6 y 7 euros de gastos de envío por un pedido de 59 €.

Es comprensible que sea aceptable pagar unos gastos de envío un poco más altos por una entrega el mismo día. Pero la cuestión es cuándo y por qué motivos son aceptables esos gastos extra. Por ejemplo, alguien que necesita un regalo de cumpleaños estará dispuesto a pagar más dinero a cambio de recibirlo a tiempo, pero un trabajador a tiempo completo que solo podrá colgar el fin de semana esa lámpara que ha comprado no considera necesario recibir el artículo inmediatamente.

envio el mismo dia

Eficiencia: un factor de suma importancia

La eficiencia es un factor base para mantener los gastos de envío bajo control. Esto se consigue enviando los paquetes del punto A al punto B con el menor trabajo manual posible y rutas de reparto bien conectadas.

Solamente pueden esperarse gastos de envío reducidos si el último paso en la cadena de reparto se deja en manos de un transporte totalmente autónomo.

Rapidez de entrega contra economía de escala

La base de la eficiencia en el proceso de reparto está en la cantidad de entregas que pueden realizarse en un recorrido único.

A veces la entrega el mismo día se ofrece como un extra durante el proceso de pago, por lo que es bastante probable que el repartidor tenga que acudir a la tienda para recoger un solo paquete. Por este motivo los pequeños transportistas suelen trabajar con empresas más grandes como DHL o PostNL, que tienen capacidad para entregar los pedidos mucho más rápido y por lo tanto unos costes muy ventajosos, debido a la gran escala a la que reparten.

Otras opciones serían el pago por parte del cliente de los gastos de transporte o fijar un mínimo de paquetes por recogida para hacer el envío escalable.

Actualmente las entregas el mismo día solo les resultan rentables a los transportistas con opción a moverse en un determinado nicho de mercado ofreciendo valor añadido por el servicio y la seguridad. También hay que tener en cuenta que son principalmente las empresas online de mayor tamaño quienes están dispuestas a sacrificar en el transporte parte de su margen. El proceso de envío en su totalidad forma parte del trayecto del cliente dentro de la experiencia online y constituye un factor clave en la forma en que los clientes juzgan una determinada marca.

2. Rapidez en la entrega

Mientras que hace unos años lo normal era una entrega en un plazo de entre 3 y 5 días hoy en día lo normal es que sea al día siguiente, gracias a las innovaciones tecnológicas y a procesos de transporte cada vez más eficientes. Hay que señalar que esto solo es posible porque actualmente cada vez se envían más paquetes.

Los plazos de envío cada vez más cortos se deben en gran medida a la «economía de escala»: cuanto más paquetes se envían, más frecuentemente y de manera más eficiente pueden realizarse las entregas.

En la actualidad todavía hay relativamente pocas empresas que ofrezcan una entrega el mismo día. Los repartidores también deber tener la flexibilidad de ajustar su ruta en el último momento. Lo que suele pasar es que las entregas el mismo día se reparten en camionetas medio vacías, por lo que  los gastos de envío aumentan considerablemente. Por otro lado esto está lejos de ser ideal desde el punto de vista de la sostenibilidad.

3. Sostenibilidad y procesos de envío

Tanto clientes como empresas prestan cada vez más atención a la sostenibilidad. El ramo del transporte se considera uno de los principales emisores de CO2, en especial dentro del sector del comercio digital. Los paquetes su

envío sostenible inmediato

elen recorrer largas distancias y casi todos los envíos se entregan en direcciones diferentes.

En la actualidad el envío el mismo dia sigue siendo causante de kilómetros innecesarios, pero gracias a la introducción de vehículos más respetuosos con el medioambiente y una demanda creciente de envíos postales las compras on

line de productos van siendo cada vez más sostenibles.

En términos de sostenibilidad el mayor obstáculo son las distancias que tienen que recorrer los vehículos. Los repartos en zonas urbanas son más baratos y sostenibles porque una furgoneta llena realiza rutas relativamente cortas. 

¿Será en el futuro el comercio electrónico más sostenible que el tradicional?

En el futuro podría incluso darse el caso de que el comercio electrónico llegue a ser menos agresivo con el medioambiente que el tradicional.  Para poder hacer una comparación que se ajuste a la realidad debemos tener una visión clara de todos los eslabones dentro de la cadena del mercado: desde los fabricantes y la forma en que se fabrican los productos hasta la distancia que hay que recorrer para entregarlos en casa del cliente.

El hecho es que si los productos se comercializasen solamente por internet podrían producirse y empaquetarse de diferente manera. Ya no necesitarían llamar la atención en las estanterías de las tiendas, por lo que los paquetes podrían ser de menor tamaño y más respetuosos con el medioambiente.

Por otra parte el último paso en el proceso de reparto se está volviendo cada vez más eficiente y sostenible debido al aumento de envíos y la aparición de vehículos eléctricos autónomos. Normalmente los particulares sí suelen desplazarse en vehículos contaminantes pero ahora ya no tienen la necesidad de moverse tanto como antes para realizar sus compras en tiendas físicas. ¡Y gracias a esto se produce muchísimas menos emisiones de CO2!

¿Prefieren los consumidores la entrega el mismo día?

En lo referente al “same day delivery” no solamente hay que plantearse si es factible sino también qué quiere en realidad el consumidor. Aparte del precio y la rapidez de entrega existen otros factores determinantes.

¿Necesita realmente el cliente tener un par de zapatos hoy mismo en casa o podría preferir que lleguen mañana, teniendo la opción de seleccionar una franja horaria concreta para la entrega?

Es cada vez más frecuente priorizar el momento exacto de la entrega antes que la rapidez. Esta también es una de las razones por las que una opción muy común es la recogida en el punto de entrega. De esta manera el consumidor tiene la seguridad de poder recoger el paquete en el momento que más le convenga, evitando problemas de retrasos en el reparto o envíos que por error no se producen en el día esperado.

Por lo tanto la rapidez en la entrega ya no es la máxima prioridad. Cada vez más consumidores escogen el momento y las opciones de entrega con los que tienen la mayor seguridad de que todo va a ir bien.

Las expectativas variables del consumidor y el futuro de la entrega el mismo día

La base de las necesidades del cliente siempre es la misma. Ya desde los inicios del comercio electrónico (e incluso antes) todo el mundo ha deseado recibir sus productos lo más rápido posible y con pocos gastos de envío. El interés creciente en la sostenibilidad incita al consumidor concienciado a escoger opciones de entrega con un mínimo impacto en el entorno.

A día de hoy el envío el mismo día solo responde a una de esas necesidades. A pesar de que los gastos de envío no son mucho mayores que los de la entrega al día siguiente nunca se convertirá en la opción de entrega preferida. También es importante señalar que la opción de la entrega el mismo día no es más contaminante que la entrega al día siguiente.

En realidad existe una alta posibilidad de que el aspecto sostenible en este caso vaya a la par que la reducción de gastos. Menos kilómetros y por lo tanto un proceso de entrega más eficiente: esto garantiza tanto la sostenibilidad como los gastos de envío reducidos en la entrega el mismo día.

Necesidades contra expectativas

Aunque en esencia las necesidades del consumidor se mantienen sin cambios, las expectativas del consumidor sí que cambian constantemente.

¿Y cómo es eso? ¿Las necesidades del consumidor no han cambiado? Primero querían la entrega al día siguiente y ahora prefieren la entrega el mismo día, ¿no?

Lo que cambia no son las necesidades, sino las expectativas.

Las necesidades de los consumidores se mantienen constantes: buscan rapidez, calidad de servicio, buen precio… Sin embargo las expectativas se reajustan cada vez que el consumidor conoce opciones nuevas más cercanas a sus necesidades que la solución imperante del momento.

No hace mucho tiempo la opción de la entrega al día siguiente dejaba impresionados a los consumidores, que la veían como un importante valor añadido. Ahora que la entrega al día siguiente es el procedimiento de entrega más usual, se ha vuelto “normal”. Por lo tanto el patrón de expectativas ha cambiado. Esto significa que las entregas en un plazo de dos o tres días ya no se consideran normales sino que tienen una connotación negativa. Y esto tiene consecuencias para el porcentaje de conversión de las tiendas online.

La entrega al día siguiente está cambiando las expectativas del consumidor.

Lo mismo va a suceder con el envío el mismo día: en cuanto el consumidor tenga la opción de usar esta modalidad de forma frecuente, cualquier otra forma de entrega que dure más le parecerá anticuada. Así pues cualquier opción nueva y mejorada cambia las expectativas de los consumidores.

Por supuesto el factor económico es determinante ya que los gastos de envío forman parte de las necesidades primordiales de la mayor parte de los consumidores. Pero teniendo en cuenta que el precio de la entrega el mismo día se está acercando al de la entrega al día siguiente cada vez más clientes terminarán eligiendo la primera opción.

Esto requiere innovaciones dentro de la empresa y una perfecta colaboración con los minoristas online. Las tiendas online que lo consigan podrán utilizar la entrega el mismo día como una marca distintiva para atraer nuevos clientes… ¡hasta que la entrega en 12 horas sea la opción dominante y las tiendas online tengan que volver a buscar nuevas maneras de distinguirse de la competencia!

envio el mismo dia

¿Qué podemos esperar de los envíos en 2020?

Para que la entrega el mismo día llegue a tener éxito es necesario conseguir que todo el proceso de envío se vuelva más rápido y eficiente. Esto no es sencillo, pero existen diversas macrotendencias y avances que también contribuyen a facilitar las cosas. Por ejemplo el auge creciente del comercio online, el aumento de las zonas urbanizadas, los vehículos autónomos, las integraciones de envíos inteligentes y las expectativas cambiantes del consumidor.

Ninguna de de estos avances posee por sí mismo el potencial de popularizar la entrega en el mismo día, pero sí combinados entre ellos. Por lo tanto hay que analizar cómo se van desarrollando estas tendencias para hacernos una idea de cuándo el “same day delivery” podría convertirse en la opción de envío dominante.

El futuro de la entrega el mismo día: ¿un punto de venta único?

No existe la expectativa de que esto vaya a suceder ya en 2020 pero sí que asistiremos a una disminución en los gastos de envío así como a un uso cada vez mayor de la entrega el mismo día como punto de venta único por parte de los precursores del modelo. Por ejemplo hoy en día empresas como Amazon, El Corte Inglés o el grupo Inditex ya ofrecen regularmente la entrega el mismo día gracias a su extensión y (en parte) a su propia red de transportes.

Otras tiendas online utilizan la entrega el mismo día como una opción premium de envío para sus clientes. Lo más fácil para estas empresas es utilizar una plataforma de envíos como Sendcloud, con la que pueden combinarse diferentes opciones de envío de forma sencilla.

Lo que importa es la experiencia de envío al completo

La experiencia de envío es un elemento cada vez más importante dentro de la experiencia total de la compra por internet. Las empresas que dirigen su atención a este punto consiguen un porcentaje de conversión mayor durante el proceso de compra y más clientes que repiten.

Todavía habrá que esperar algún tiempo antes de que la entrega el mismo día marque realmente una diferencia. Antes de que esto suceda, deberán producirse otras innovaciones que esperamos que influyan en las expectativas de los consumidores en un período de tiempo mucho más corto.

Funcionalidades que harán cambiar las expectativas de los consumidores este año:

  • Plazos de entrega cada vez más cortos: esto conduce a entregas con mejores resultados.
  • Posibilidad de elegir el momento de la entrega: esto aporta más libertad al cliente al decidir el día apropiado para recibir su paquete en casa sin problemas.
  • Seguimiento en vivo del paquete: esto garantiza paquetes llegados a buen puerto, paradas más cortas para el repartidor y más libertad para el consumidor.
  • Cambios de última hora en la ubicación y la hora de entrega: ofrecen al consumidor flexibilidad y sensación de control dentro del proceso de envío.
  • Comunicación con el repartidor: esto se traduce en una mejor experiencia de envío y mayor rapidez en la entrega.

¿Qué papel juegas tú como vendedor en las expectativas cambiantes de los consumidores?

Las diferentes opciones de envío, una buena experiencia de seguimiento del paquete y un proceso de entrega sin preocupaciones garantizan el aumento del porcentaje de conversión y clientes que repiten sus compras en la tienda. Para que una tienda online se diferencie de la competencia también es importante no quedarse atrás y optimizar tu proceso de envío en 2020.

Evidentemente, tú no eres Inditex, El Corte Inglés o Amazon. Por eso lo más cómodo es utilizar una plataforma de envío como SendCloud. Con esta podrás combinar diferentes opciones de envío, ahorrarás tiempo en todo el proceso y superarás las expectativas de los clientes con seguimientos de paquete personalizados. Otra opción es ofrecer la entrega el mismo día para determinados productos con un margen más alto o procurar tener una buena cantidad de paquetes para entregar el mismo día en cada recogida.

envio el mismo dia

El software inteligente Sendcloud para tiendas online

Nuestro software es el enlace entre tu tienda y el transportista, haciendo posibles entregas más rápidas y eficientes. Sendcloud se enfoca constantemente en la implementación de nuevas funcionalidades. Nuestro objetivo es ayudarte a cumplir tu misión dentro del comercio digital, porporcionándote las herramientas para mantenerte a un nivel competitivo en este mercado en constante cambio

Leave a Reply